Proyecto Hombre es la encargada este año en ofrecer conferencias en varios centros educativos para prevenir el consumo de bebidas alcohólicas entre los más jóvenes. De hecho, comenzaron ayer estas charlas en el Día Mundial sin Alcohol. Las conferencias se impartirán a lo largo de esta semana y hasta el viernes próximo en el IES Miguel Fernández, en el Juan Antonio Fernández, en el centro de Formación Profesional Reina Victoria Eugenia y en el Centro de Adultos.

La coordinadora de esta entidad, María de los Ángeles Gallardo, explicó a El Faro que todos los años el Ministerio de Sanidad organiza una campaña para informar a los alumnos de Secundaria sobre el consumo de bebidas alcohólicas. En esta ocasión, se les ha pedido colaboración a los miembros de Proyecto Hombre y todos los terapeutas estarán durante más de una semana entrando y saliendo de clases hablando sobre este asunto con los más jóvenes. Llegarán a unos 2.000.

Relaciones sexuales

Gallardo indicó que, en primer lugar, comentan a los estudiantes los datos del último estudio elaborado en España sobre el consumo de bebidas alcohólicas por parte de adolescentes y jóvenes y cómo influye en su desarrollo. En este sentido, recuerdan que a corto plazo, tienen dificultades para hablar y moverse. Pero apuntó que con el paso del tiempo, el alcohol causa daños en el cerebro haciendo que sea más complicado para la persona poder concentrarse en una actividad.

También los terapeutas explican a los alumnos de la ESO que el consumo de bebidas alcohólicas puede dañar al hígado, el páncreas y otros órganos.

 

‘Mito o realidad’

Asimismo, les indican que afectará a sus relaciones sociales. En este sentido, en la última encuesta general realizada sobre este asunto tres de cada diez jóvenes indicaron que se peleaban más con sus familias desde que consumían estas bebidas. Además, un 10% de los entrevistados asegura que se arrepintió de mantener relaciones sexuales tras beber.

Pero al margen de los datos y la información sobre los daños en el organismo, los miembros de Proyecto Hombre proponen un juego a los alumnos de la ESO. Es la forma de atraer su atención y de clarificar determinadas ideas. Se trata de ‘Mito o realidad’. Los estudiantes tienen que definir si la frase es verdadera o falsa.

Un ejemplo de este juego es si creen que el alcohol les puede ayudar a dejar de estar tristes. La realidad, añadió la coordinadora de Proyecto Hombre, es que esta sustancia no quita esa pena y que al día siguiente, la persona se encuentra aún peor.

Otra idea que debaten es sobre si bebiendo son capaces de superar su timidez y hacer cosas que no harían si no estuvieran borrachos. Pero los jóvenes también reconocen que al día siguiente, en muchas ocasiones, se arrepienten de haber dicho algo o de haber escrito algún mensaje.

Por otro lado, Gallardo señaló que hay que seguir trabajando con este colectivo porque la mayoría no ve que sea una droga y que esta sustancia pueda cambiar sus vidas, como otras sustancias.

Fuente: EL Faro de Melilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies