Un equipo de dermatólogos va a recorrer las playas de nuestra ciudad ‘en busca’ de manchas y lunares “extraños”. Lo harán en los días 30 de junio, 1, 14 y 15 de julio. Esta actividad se enmarca en la campaña de prevención del cáncer de piel, con el lema ‘Mejor prevenir que curar’, diseñada conjuntamente entre la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Melilla, la Consejería de Presidencia y Salud Pública, el Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) y el Colegio de Farmacéuticos de nuestra ciudad.

Según ha anunciado este lunes la consejera Paz Velázquez, este servicio dermatológico se prestará de forma gratuita. Con él se pretende concienciar a la población para que preste atención a su piel y acuda al dermatólogo ante la aparición de posibles lunares que sean “susceptibles de ser observados”.

En las próximas semanas, también se van a entregar muestras de protección 50 a los bañistas. Además, los jueves se repartirán en las costas dípticos con consejos que ayudan a prevenir el cáncer de piel, del que se detectan 150.000 casos cada año en España. Su incidencia ha aumentado un 38% en los últimos cuatro años, aunque el 95% de las veces puede llegar a curarse si es detectado a tiempo.

Por este motivo, en esta campaña se hace tanto hincapié a los melillenses en que la enfermedad se puede evitar con pautas de prevención. Sobre todo, usando protección solar desde la infancia. Además del díptico informativo, la AECC recorrerá las playas para hacer entrega de un kit de agua y fruta, ya que también es esencial mantenerse hidratado cuando hay exposición al sol.

Detectar un melanoma

La presidenta de la junta provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Melilla, Ana Rodríguez, ha dado algunas de las claves para ayudar a detectar un melanoma, que es el tipo de cáncer de piel más agresivo. Según apuntó, al contrario que los lunares, miden más de seis milímetros, son asimétricos, con bordes irregulares y tampoco presentan un color homogéneo. Ante la aparición de casos que puedan ser susceptibles, es esencial acudir al dermatólogo a la mayor urgencia.

Como señaló Rodríguez, Melilla es una ciudad en la que se produce una gran exposición al sol durante varios meses del año, no solo en verano. Por este motivo, insistió en que la protección solar debe emplearse no solo en las fechas estivales. Asimismo, recordó que las horas en las que hay una mayor irradiación solar son entre las 12:00 y las 16:00 horas, motivo por el que se debe extremar la precaución.

Lesiones precancerosas

Por su parte, el todavía responsable territorial del Ingesa, Francisco Robles, ha insistido en que no sólo hay que cuidar la piel ante la aparición del cáncer, sino que hay que atender a las posibles lesiones precancerosas, que son aquellas patológicas que pueden tener una transformación maligna. “Quisiera reivindicar el papel que tienen los médicos de atención primaria, quienes pueden detectar estas lesiones susceptibles de convertirse en cáncer de piel”, puntializó Robles.

 

Fuente: El Faro de Melilla

Leer noticia completa en papel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies